Inicio » A mí me resultó

A mí me resultó

Remedio anti-pataletas

Mi hija de tres años empezó a hacer unas pataletas terribles por todo y a cada rato.

Una amiga me aconsejó seguir cuatro pasos durante una pataleta: primero, quedarse cerca, sin hablar, solo por si mi hija se tiraba al suelo y se pudiera pegar; segundo, empezar a hablarle despacito (diciéndole que estuviera tranquila, sin pena, sin miedo …); tercero, hacerle suaves masajes en la espalda y cabeza; finalmente, cuando se calmara, tomarla en brazos y hablarle. Es increíble como eso bajó mi angustia, y me ha resultado para evitar que la pataleta dure más. Creo que hasta se han repetido menos.

Pamela Ahumada.

Celos nocturnos

Cuando nació mi segundo hijo, la mayor tenía tres años. Llevaba ya bastante tiempo durmiendo sola en su pieza, pero al llegar la guagua a la casa le dio por pasarse a mi cama en la noche y cada vez que la guagua lloraba, ella también despertaba y luego en el día estaba mañosa y adormilada. ¡Y por supuesto yo también! Para que esto no siguiera pasando, se me ocurrió imprimir muchas fotos de ella conmigo, con su papá, abuelos y también con la guagua. Hicimos un gran collage en su pared, justo al lado de su cama. Y le dije que así estaríamos todos juntos en la noche. Santo remedio.

Sonia Hernández.

Vacaciones de invierno

El año pasado con mi marido planificamos las vacaciones de invierno sin salir de la casa porque nosotros teníamos que seguir trabajando. Planeamos actividades diarias para 15 días a partir de las 7 de la tarde, muy simples pero todas distintas: 1. Pizza más La guerra de las galaxias 2. Juegos de sobremesa 3. Visita sorpresa a los abuelos 4. Cine en el mall 5. Piscina temperada en familia…. Fueron unas vacaciones de invierno entretenidas y lo mejor de todo es que nosotros también logramos descansar.

Juan Diego López.