Educar el carácter: evidencia y buenas prácticas

Educar el carácter no es algo nuevo. La formación en valores, virtudes y habilidades socio-emocionales ha estado históricamente en el corazón de la educación escolar. Sin embargo, en las últimas décadas este tema ha tomado más fuerza gracias a la evidencia que han aportado la economía y la psicología positiva respecto del impacto de este tipo de habilidades en la vida de las personas. Asimismo, hoy conocemos los resultados de programas educativos que buscan desarrollar el carácter y qué prácticas han resultado efectivas. El Programa de Fortalezas del Carácter de la Fundación Astoreca ha recogido estos aprendizajes y los ha integrado en su diseño e implementación. El siguiente artículo presenta los principales resultados que entrega la evidencia sobre la importancia de la educación del carácter y la posibilidad de diseñar programas educativos que logren con éxito esta tarea.

FORTALEZAS DEL CARÁCTER
tengo propósito
soy entusiasta
soy constructivo
hago las cosas bien